Conocida como la pequeña Suiza de Marruecos, Ifrane fue construida durante la era del protectorado francés como una estación de esquí para los residentes cercanos de las ciudades imperiales. Actualmente, mantiene su encanto como una ciudad pequeña, popular en los dos meses de invierno, cuando la nieve toca el suelo y en los meses de verano, por su clima agradable cuando las temperaturas en las ciudades aumentan. Posee vistosas rutas   de senderismo que comienzan en el borde del pueblo, de fácil acceso y mínimas dificultades para transitarlas. Posee bellos paisajes, siendo la piedra Atlas Lion la atracción más popular. Su visita se justifica para probar el delicioso tajine de trucha, plato típico popular exquisito, preparado con el pescado que se obtiene localmente.

Incluido 

Cómodo automóvil con aire acondicionado.

Puedes detenerte a petición

Recogida en el hotel, Riad, aeropuerto o lugar a convenir

Conductor experimentado en tu idioma

Combustible, peajes

No incluido

Comidas

Bebidas

Propinas

Gastos personales

Entradas a Monumentos / Museos / Kasbahs.

Items no mencionados

Abrir chat
Hola,¿Cómo te puedo ayudar