Viajar hasta Marruecos no defraudará a ningún viajero, tanto al más aventurero como al que disfrute paseando por sus mercados y visitando monumentos, degustando sus sabores y maravillándose con la diversidad de paisajes que el país ofrece.
Conocer Marruecos  te invita a que conozcas un país de leyenda, cercano y distante en el tiempo. Lo mejor del país es su gente. Las calles se inundan de vida al caer la noche y una de las mejores sensaciones que te puedes llevar es esa vida que derrocha su población. No hay nada como tomar un té viendo pasar a la multitud. Si tuviéramos que definir las características de los marroquíes con dos palabras diríamos amabilidad y

servicio.
Marruecos también es color, un lugar maravilloso de contrastes que difícilmente encontraremos en los países occidentales.

HE AQUÍ UNAS CUANTAS BUENAS RAZONES PARA VISISTAR MARRUECOS DE LA MANO DE Conocer Marruecos

CIUDADES IMPERIALES.

Marrakech, Rabat, Fez, Meknes, son ciudades que tienen de todo, habiendo sido en algún momento de la historia, capital de Marruecos.
Estas ciudades con sus palacios, mezquitas y museos ofrecen una visión única de la historia de Marruecos

PAISAJE DE MAR DESIERTO Y MONTAÑAS.

Al sur de las montañas del Anti-Atlas está el desierto del Sahara, que se puede explorar en 4×4 o en dromedario. Con las rutas en 4×4 disfrutarás de los caminos de arena a través de los pueblos del desierto, mientras que un paseo en dromedario, al ser más lento te permitiré apreciar los detalles del desierto.
Perfecto si decides pasar la noche en el desierto en un campamento bereber y dormir bajo un amplio cielo estrellado, y despertar en la mañana para contemplar un amanecer que quedará grabado en tu memoria para siempre.
Además, impresionantes paisajes rocosos rodean Marruecos, la cordillera del Atlas atraviesa el centro del país, mientras que las montañas del Rif se extienden hasta la costa norte.
Otra de las razones para elegir Marruecos como destino  son sus fantásticas playas.
Se puede elegir entre  las playas en el Mediterráneo o las del Atlántico..
Puedes optar por centros turísticos como Agadir, Essaouira y Casablanca o lugares más tranquilos como Asilah y Oualidia.

ALOJAMIENTO Y GASTRONOMIA

Los riads son acogedoras y lujosas casas tradicionales con jardines al aire libre en el centro. Muchos de ellos cuentan con piscina, sauna, salones y otros servicios que harán sentirse al viajero como un rey.



Gastronomía

Disfrutarás de la deliciosa cocina marroquí, a destacar el delicioso tajín, un guiso con cordero, pollo o pescado; siendo también muy popular el plato de cuscús.




ZOCOS


Casablanca, Marrakech, Fez y Tánger son los lugares más populares del país para hacer compras.
Los zocos están llenos de cerámica, artículos de cuero, babuchas, cestas, alfombras y joyas.
La negociación con el dueño de la tienda o el artesano es no sólo aceptada, si no esperada en Marruecos (regateo)
Ir de compras por cualquier ciudad o pueblo de Marruecos es una vivencia única que vale la pena experimentar.


CULTURA

Marruecos es un país rico en cultura y tradiciones. Cada región posee sus propias características, contribuyendo a la cultura nacional, la protección de la diversidad y la preservación del patrimonio cultural, respetando sus diferencias.
Las dos Etnias mayoritarias son la árabe y la bereber (Amazigh) diferenciadas entre sí por poseer una lengua, cultura, costumbres y tradiciones diferentes. La identidad árabe está frecuentemente vinculada a las grandes ciudades, mientras que la cultura bereber se focaliza en las zonas rurales y posee reminiscencias ancestrales.

Marruecos, todo un mundo a un solo paso y siempre cerca en cualquier época del año. No podés dejar de visitarlo. Conocerás un país diferente, con gente diferente, amable y servicial.

Abrir chat
Hola,¿Cómo te puedo ayudar