Patrimonio de la humanidad por la UNESCO es la ciudad peatonal más grande del planeta, un laberinto de pasillos medievales.

La medina de Fes es la sede de la universidad más antigua del mundo. La la ciudad fue fundada en el siglo IX y alcanzó su apogeo bajo la dinastía de los merinidas en los siglos XIII y XIV, cuando reemplazó a Marrakech como capital del reino.

El tejido urbano y los principales monumentos de su medina –madrazas, fondacs, palacios, mansiones, mezquitas, fuentes, etc. – datan de este periodo. A pesar del traslado de la capital a Rabat en 1912.

Fes es auténtica y sigue conservando su condición de capital cultural y espiritual de Marruecos.